La Liga de las artes

¿AÚN NO CONOCES LA LIGA DE LAS ARTES?

La Liga de las Artes se constituye como tal en la ciudad de Madrid el día 17 de diciembre del año 2013 en una reunión celebrada en el Centro Cultural El Torito de Moratalaz (Madrid). A la reunión asistieron diferentes creadores y profesionales del sector teatral con el objetivo de poner freno a la política de privatización llevada a cabo por el Ayuntamiento de esta ciudad. 

 

La Liga de las Artes es un equipo de trabajo que pretende impulsar acciones concretas y contundentes que rompan la dinámica monopolizadora y excluyente impuesta por las administraciones públicas.

 

Con un Manifiesto Publicado el 11 del enero del 2014 que llevan por bandera.

LOGO LIGADE LAS ARTES OK.Negativo

A raíz de las noticias publicadas en los medios de información sobre la inminente externalización de la gestión de los teatros públicos municipales de Madrid, manifestamos nuestro más absoluto rechazo a la forma en que este proceso pretende llevarse a cabo, y desde luego a su contenido.

Los teatros municipales, al igual que los estatales y regionales, deben administrarse en función de un PROYECTO CULTURAL que los llene de contenido y los rentabilice en los términos en que deben ser valorados, es decir, atendiendo a los objetivos para los que fueron creados y equipados: el enriquecimiento de los ciudadanos, la reflexión permanente sobre su entorno, y la exhibición pública y accesible de manifestaciones artísticas diversas.

El actual equipo de gobierno municipal está decidido a hacer prevalecer los criterios económicos sobre cualquier otro, en cualquier materia, y especialmente en la cuestión artística y cultural. Está olvidando, incluso, sus propios planteamientos del comienzo de legislatura. Ha suspendido los “Premios Villa de Madrid”, y está privatizando la gestión de numerosos espacios culturales de forma más que cuestionable, fomentando los monopolios y cerrando múltiples vías de trabajo y competitividad para los artistas madrileños.

Por miedo, por desconocimiento, por desidia o por ambición mal dirigida, hasta ahora la actitud mayoritaria de la profesión teatral ha sido la de criticar en los bares y callar en los despachos y asistir, así, como meros espectadores a los caprichos de políticos, funcionarios,  gestores o directores que, en muchos casos, no tienen idea de lo que es el teatro, ni el servicio público, ni el arte, ni la convivencia, ni la cultura. La realidad es que no somos meros espectadores: somos creadores y profesionales con experiencia y formación.

ESTÁ EN NUESTRAS MANOS romper la dinámica del silencio y la dinámica de la inacción.

ESTÁ EN NUESTRAS MANOS controlar la gestión pública en materia cultural y controlar los desmanes que se cometen.

ESTÁ EN NUESTRAS MANOS decir No, así no se hacen las cosas.

ESTÁ EN NUESTRAS MANOS denunciar los concursos públicos tramposos, e impedir que se lleven a cabo.

ESTÁ EN NUESTRAS MANOS establecer fórmulas nuevas y colectivas de autogestión en los teatros públicos.

ESTÁ EN NUESTRAS MANOS abrir los teatros que están cerrados.

ESTÁ EN NUESTRAS MANOS contribuir activamente a la recuperación de los espacios públicos de la ciudad de Madrid, y del resto del Estado.

 

Y como está en nuestras manos,  ya nos hemos puesto a ello.

 

CON DIFERENTES MOVIMIENTOS A LO LARGO DE ESTOS MESES QUE DEMUESTRAN QUE LAS PALABRAS SE PUEDEN LLEVAR A LA ACCIÓN PÚBLICA

1625477_10202990889446212_1025957693_n

 

CON PROPOSICIONES DIRECTAS

Objetivos para el 2014

Los teatros públicos son lugares de encuentro de la ciudadanía, medios de expresión artística y comunitaria, espacios para la creación contemporánea y difusión del pensamiento y el sentimiento colectivo. Son fruto del esfuerzo y la inversión de todos. A lo largo de los años y de los siglos hemos trabajado y luchado por mantenerlos abiertos, y su actividad ha generado muy numerosos y notables acontecimientos, de recuerdo imborrable en la memoria colectiva y, con frecuencia, en la personal. El mero intento de cuestionar o poner en peligro su existencia, al servicio del interés común, supone un atentado contra la más elemental necesidad cultural, además de un desprecio profundo hacia los creadores madrileños y su capacidad de transformación social a través del arte. Un teatro público concebido sólo como un edificio contenedor de eventos no cumple con el compromiso de garantía de calidad cultural por el que fue creado.

 

Por ello, EXIGIMOS al Ayuntamiento de Madrid el abandono de cualquier nueva privatización de la gestión de cualquier espacio cultural municipal, y la creación de un proyecto cultural sólido y acorde a las necesidades reales de la ciudadanía y la profesión teatral.

 

PROPONEMOS la elaboración de un Código de Buenas Prácticas que se aplique en todos los teatros de titularidad municipal, que debe estar basado en el desarrollo de un programa concreto en un espacio de tiempo concreto. Un programa que pueda estar sometido a control (¿se cumple? ¿no se cumple? ¿cómo va?), tanto por la administración como por los ciudadanos que así lo soliciten. Un programa teatral para la ciudad de Madrid, destinado a todos los públicos –mayoritarios o minoritarios-, y que considere a los profesionales y creadores parte activa del mismo, no meros “contratados eventuales”.

 

PROPONEMOS el fin de la “adjudicación a dedo” de los altos responsables en materia artística y cultural, y la obligatoriedad previa de acreditar la adecuada experiencia y formación de los mismos, así como de dar a conocer el proyecto específico que se desarrollaría durante su permanencia en el puesto.

 

PROPONEMOS al Ayuntamiento de Madrid un modelo distinto de gestión de los teatros públicos de titularidad municipal, diseñado y ejecutado por un COLECTIVO DE CREADORES y COMPAÑÍAS que pueda dotar de nuevas fórmulas y de aire nuevo a un sistema que, tal como la Administración misma ha puesto de manifiesto al proponer una gestión “externa”, ha fracasado totalmente. Este modelo de gestión colectiva, sometido igualmente al mismo código de buenas prácticas, garantizaría un deseado recambio generacional y pondría freno al crecimiento imparable de determinados lobbys teatrales que están acabando con las pequeñas empresas y compañías independientes.

 

PREGUNTAMOS al Ayuntamiento de Madrid por qué permanecen cerrados teatros municipales cuando nuestro sector está tan necesitado de salas y de espacios para poder compartir sus espectáculos, sus talleres, sus propuestas, con el público de la ciudad. El Teatro de Madrid, el Teatro de la Casa de Campo, el Teatro de Casa de Vacas en el Retiro… La gestión de todos ellos fue concedida a empresas externas y el resultado ha sido el cierre parcial o completo de los mismos. ¿Para cuándo su reapertura?

Mientras en la prensa se celebra día sí, día también, la apertura de nuevas salas “off”, que tienen un aforo de entre 12 y 30 espectadores, se silencia el abandono en el que están innumerables espacios públicos, con aforo de entre 150 y 500 espectadores, que gestionados por profesionales del sector, como lo son todas las salas “off”, podrían convertirse en referentes de la escena y dar cabida a innumerables compañías de la ciudad que agonizan por no tener espacios en los que poder trabajar.

 

A la espera todavía de fecha cierta de reunión con el actual Delegado del Área de las Artes del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Corral, a quien hace ya meses solicitamos audiencia, ANIMAMOS a todos los profesionales de las artes escénicas, las artes plásticas y la cultura, en sus diversas manifestaciones, así como a todos los públicos, espectadores, lectores, aficionados y usuarios asiduos de los espacios culturales, a informarse sobre la cuestión y apoyar decididamente la consolidación de otra forma de entender y gestionar las artes y la cultura en Madrid, o en su propia ciudad.

 

 

YO PERTENEZCO  A LAS LIGA DE LAS ARTES… Y TÚ

WWW.LUISPERDIGUERO.COM CON LA LIGA DE LAS ARTES

 

Puedes contactar con la liga en este correo:

teatrosautogestionados@gmail.com

 

Anuncios